Artículos > Noticias | Recomendaciones | Consejos | Agenda

< Regresar

Ilusión compartida

Archipìelago & Agencias

Ken Granda y sus empleados

El propietario de una empresa familiar de autobuses con rutas por toda Australia reparte más de 15 millones entre sus empleados.


Cuando una persona corriente encuentra en su cuenta bancaría una importante cantidad de dinero sin conocer su procedencia, lo primero que suele pensar es que se trata de un error que pronto será detectado y corregido. Por lo menos así fue en el caso  de la mayoría de los empleadeo de Grenda Transports, que vieron reflejados entre 15.000 y 35.000 dolares en sus cuentas y de inmediato se pusieron en contacto con su oficina bancaria. 

No fue un error. Fue una de las mayores muestras de altruismo en la historia empresarial. 

Después de más de seis décadas transportando viajeros, el gestor de Grenda Transports —una empresa familiar australiana de segunda generción— decidió vender sus operaciones de tránsito y repartir parte del dinero entre sus 1.800 empleados. Ken Grenda, de 79 años, y sus hijos Geoff y Scott querían agradecerles de esta manera su dedicación.

Han donado 15 millones de dólares entre sus subordinados "por contribuir al éxito de la empresa".

Como pueden imaginar, el nombre de Ken Granda se convirtió en uno de los más clamados en Australia donde fue bautizado"el jefe más generoso del mundo" y sus empleados no paran de saturarle la bandeja de entrada de correo con mensajes de agradecimiento. 

Sin embargo, para el empresario australiano su acción no tiene merito alguno y se encuadra en las cuatro máximas que le han permitido alcanzar el éxito: "trata a todo el mundo como un igual, confía en la gente hasta que te den una buena razón para no hacerlo, trata a tus empleados como si fueran miembros de tu familia y sé honesto".


Comparte

  • Facebook
  • TwitThis
  • LinkedIn
  • Google
  • MySpace
  • eMail

Anunciate

Archipiélago

T. 0034 660 972 199

Patrocinios

Fundación Heres