Artículos > Noticias | Recomendaciones | Consejos | Agenda

< Regresar

Recupera tu historia

Craig Aronoff, Socio-Director del Family Business Consulting Group International

Recupera tu historia

El autor reivindica la importancia de recuperar y transmitir la historia de una Empresa Familiar como un valioso legado para las generaciones futuras. Estas podrán identificar los valores en las que se basa el negocio y la familia así como comprender las dificultades por las que pasaron sus antecesores. 


Miguel Sánchez, de 84 años, fundador de una compañía exitosa, murió a primeros de diciembre. Miles de personas acudieron a su funeral.Su hermano menor, Paco, de 67 años, había sido presidente y segundo director ejecutivo de esta Empresa Familiar que contaba con más de cuatrocientos empleados. El hijo de Paco, Santiago, de 34 años, tomó las riendas del negocio en 1986.Cuando por fin se quedó solo después del funeral, Santiago permaneció sentado en silencio con sus pensamientos. Sacó una cinta de vídeo y la puso en marcha. Era tío Miguel hablando del desarrollo de la compañía. Santiago acabó de ver la cinta. “Entonces -comentó- me di cuenta de que ya estaba listo para seguir adelante”.“Estoy muy contento de que nos tomáramos el tiempo necesario para recopilar nuestra historia”, dijo también Santiago. “Fue sencillo de hacer y muy barato. Pero significó mucho para mí y para todos y cada uno de los miembros de la familia Sánchez, tanto ahora como en el futuro". Las historias de familia pueden ser interesantes para cualquier familia, pero adquieren un interés especial en las Empresas Familiares. La historia de una Empresa Familiar puede ayudar a la familia a comprender mejor los motivos y la filosofía de quienes fundaron y consolidaron el negocio. Ver los retos a los que se tuvieron que enfrentar y aprender a medida que las dificultades se fueron superando son algunos de los alicientes que harían que cualquier persona vinculada a un negocio familiar se sienta motivada a poner en marcha la recopilación de su propia historia familiar, a la vez que se clarifican los valores en los que se basa el negocio y la familia. El proceso de recopilación de la historia del negocio familiar puede ser simple o complejo. Por una parte, se pueden contratar historiadores para que investiguen en las fuentes materiales y entrevisten a todo aquel que esté remotamente relacionado con la familia y la empresa. Estos profesionales ayudan a situar la organización en el contexto de su época y en la sociedad de su tiempo. Por otra parte, el fundador no tiene más que apretar el botón de play en la grabadora o garabatear algunas notas sobre cómo eran las cosas al comienzo y cómo llegaron a ser lo que ahora son.La gran oferta de cámaras de vídeo y fotografía digital en el mercado y su fácil manejo hacen de éstas unas herramientas fundamentales para que la historia de la familia pase a la posteridad. Sin embargo, hay personas que se sienten más cómodas siendo grabadas que filmadas. Las hay que prefieren las cintas en su estado original. Otras familias, en cambio, las editan, les añaden una narración e incluso música. Hay familias que realizan publicaciones en las que incorporan fotografías, copias de antiguos anuncios, artículos de periódico, cartas, árboles genealógicos o cualquier otro objeto de la vida familiar. El cabeza de una conocida Empresa Familiar mandó hacer un libro sobre el negocio del que era fundador y sólo permitió que se imprimieran cinco copias. Quería que sólo los miembros de la familia tuvieran acceso a su historia.La historia del negocio familiar sirve de legado para las generaciones futuras

Cualquiera puede tomar la iniciativa. Recopilar la historia del negocio familiar puede ser de gran valor tanto para el que se acaba de retirar como para el que está a punto de acceder al liderazgo. La necesidad del líder recientemente retirado de compartir su experiencia y contribuir al negocio familiar hace de él la persona indicada para realizar esta labor; sin embargo, si es una persona joven la que hace el esfuerzo de grabar la historia obtendrá un profundo entendimiento de la filosofía, las estrategias y el pasado del negocio familiar. Esta comprensión es valiosísima para los que van a ser los líderes de la empresa en el futuro. Prepararse para grabar la historia de la familia significa recopilar fotografías y documentos y hacer un archivo con todo ello. Si se quiere hacer a fondo puede que sea necesario identificar y entrevistar antiguos empleados y socios que, en su día, colaboraron en la empresa.A la hora de preparar las entrevistas, piense y anote ideas clave o incidentes que quiere comprobar. Pregunte cómo y por qué sucedieron las cosas, averigüe qué, quién, dónde y cuándo. Ellen Miller, directora de Media Services de la escuela de derecho de Harvard, dice que sólo hay que preparar las primeras preguntas, el resto vienen solas. Pero estas preguntas tienen que ser concretas. Cuando haga la entrevista, “no se sienta obligado a llenar cada silencio”, sugiere Miller, “déle al entrevistado tiempo para pensar la respuesta ”. Miller introduce otro punto clave: “No deje pasar demasiado tiempo”. En el propio caso de la profesora Miller, su madre enfermó de Alzheimer lo que le dificultó poder compartir sus experiencias con ella.La historia del negocio familiar servirá de legado para las generaciones futuras. Enriquece a todos aquellos que comparten sus experiencias, a todos los que recopilan la información y a los que la leen o la escuchan. Lo más importante es que la historia de un negocio familiar proporcione un sentido de identidad y de continuidad además de los valores que constituyen los cimientos del futuro de la compañía.
 


Comparte

  • Facebook
  • TwitThis
  • LinkedIn
  • Google
  • MySpace
  • eMail

Anunciate

Archipiélago

T. 0034 660 972 199

Patrocinios

Fundación Heres