Artículos > Noticias | Recomendaciones | Consejos | Agenda

< Regresar

15 de noviembre de 2011

Cohesión Vs. Ley de Sociedades de Capital

Boris Matijas, Archipiélago

El pasado 2 de octubre entró en vigor la nueva Ley de Sociedades de Capital que  introduce un nuevo derecho de separación de accionistas minoritarios en caso de no reparto de dividendos, durante el ejercicio anterior.


La nueva Ley afecta a todas las sociedades no cotizadas (de más de 5 años de actividad) y en opinión de varios expertos puede tener importantes consecuencias en las relaciones y el funcionamiento de las empresas familiares. Porque, tal como dicta el Artículo 348 bis de la nueva Ley, obliga a repartir “beneficios propios de explotación del objeto social” a petición de cada accionista, sin importar la cantidad de acciones que posee.


Desde el 2 de octubre, en el caso de las sociedades no cotizadas, que no hayan aprobado en la junta general el reparto de al menos un tercio de los beneficios propios de la explotación del objeto social obtenidos durante el ejercicio anterior, cada socio que estuviera desconforme con el resultado de la votación puede exigir a que la sociedad compre sus acciones.


Es evidente que, en el actual entorno económico, la sentencia puede tener graves consecuencias, al tener en cuenta que la empresa se verá obligada a reembolsar una importante cantidad de liquidez, y no sólo a los accionistas que lo reclaman, sino a todo el accionariado.


La nueva Ley de Sociedades de Capitales, ya está en vigor y de momento es difícil prever el efecto que tendrá en las empresas familiares españolas. Sin embargo, una cosa es evidente, la capacidad de consenso y cohesión de la familia propietaria, serán determinante para controlar el impacto negativo que pueda tener en la cuenta de resultados de la empresa familiar.      
 


Comparte

  • Facebook
  • TwitThis
  • LinkedIn
  • Google
  • MySpace
  • eMail

Anunciate

Archipiélago

T. 0034 660 972 199

Patrocinios

Fundación Heres