Artículos > Noticias | Recomendaciones | Consejos | Agenda

< Regresar

12 de diciembre de 2011

Imperio a la merced de la familia

Archipiélago

Imperio a la merced de la familia

En papel, News Corporation es una sociedad anónima con inversores. En realidad es una empresa familiar controlada por la familia Murdoch, que a través de su fondo de inversiones y el 40% del control en el Consejo de Administración, maneja las decisiones más importantes del imperio mediático. Es decir, cualquier iniciativa del Consejo debe superar al final el muro familiar.


Últimamente, la reputación del imperio ha sido salpicado por una serie de escándalos relacionados con escuchas ilegales y conductas poco éticas de alguna de las publicaciones controladas por le corporación fundada y dirigida por el patriarca Rupert. Un complejo entramado de empresas mediáticas que abarcan cuatro continentes.


Cuando parecía que la multinacional familiar había superado el mal tramo aparece otro reto. Un reto aún más importante; la sucesión familiar. Independientemente del tamaño, estructura, profesionalización, y gestión ninguna empresa gobernada por una familia es inmune a los procesos de la naturaleza. Próximamente se espera conocer el nombre del sucesor del Imperio. Sin embargo, el resultado final depende en gran parte de la capacidad de consenso de una familia muy compleja. 


Aunque todo apuntara que los aspirantes más serios a la corona han sido los varones: Lachlan, de 40 años, y James, queda por ver cual es el poder real de “las mujeres de Rupert”, en primer Anna su ex y Wendi su mujer actual.


Uno de los momentos cruciales para la familia llegó en 2004, cuando Rupert reunió a sus cuatro hijos adultos en Nueva York. La elección de la ciudad no fue casual. En cuestión de semanas, Rupert iba a trasladar allí la sede del imperio familiar. Pero Nueva York no solo era importante por motivos empresariales. Rupert había refundado allí su vida. En aquella reunión el magnate quería comunicar una decisión importante. Venía a ver a sus hijos para comunicarles que quiere que las hijas de su último matrimonio (Grace nacida en 2001 y Chloe  en 2003) tengan poder en el fondo de inversiones de la familia, valorado en 6.100 millones de dólares.
La estructura del poder sobre el fondo en cuestión está repartida entre el patriarca que tiene cuatro votos y sus hijos adultos que dispone de un solo voto. Cuando Rupert Murdoch se muera, se llevará con él a la tumba sus cuatro votos. Y los hijos de Anna, su segunda mujer,  gozarán del control total y absoluto de la empresa. Relegada quedará, como siempre, Prudence, la hija mayor, de 53 años, nacida del errático matrimonio del magnate con una azafata australiana.

Les recomendamos leer el siguiente ARTÍCULO
 


Comparte

  • Facebook
  • TwitThis
  • LinkedIn
  • Google
  • MySpace
  • eMail

Anunciate

Archipiélago

T. 0034 660 972 199

Patrocinios

Fundación Heres